Ser periodista no es fácil. Todos los días hay que andar buscando noticias nuevas, estar atento a todo lo que ocurre y tener ojos en todas partes. Ser periodista en Chile debe ser aún más difícil, considerando que en Chile en verdad no pasan muchas cosas (y las pocas cosas que pasan no pueden reportearse porque las empresas controlan los medios de comunicación). Si a eso le sumas que los noticiarios decidieron alargarse y que hay que rellenar hora y media de contenido todos los días, el resultado es que nuestra prensa reporta cualquier estupidez y la alarga todo lo que puede.

El problema es que si reportas algo que claramente parece inventado y que a todas luces no es una noticia, la gente se va a dar cuenta. ¿Qué hizo la prensa ante eso? Empezó a usar términos complicados para que la gente crea que lo que están viendo es relevante.

Algunos puristas me dirán “oye, ese término es real. Se usa en geología” o “ese término no lo inventó la prensa, lo inventó un meteorólogo en USA”. Y sí, tienen razón. Pero les aseguro que cuando el noticiero usa esas palabras, no tienen la más mínima idea de si las están usando bien o mal. Revisemos la lista y entenderán de lo que estoy hablando.

Amaro2011

Vamoz con laz notiziaz!

Enjambre Sísmico

Por ahí por el 2010 tuvimos un terremoto. No se si se dieron cuenta. Y como todo terremoto, fueron cientas las réplicas que lo acompañaron después. Los noticiarios en su afán de informarnos sobre lo obvio, titularon “hay un montón de réplicas”, como si nadie las hubiese sentido. Entonces, ¿qué hicieron las mentes brillantes para mejorar los titulares? Contactaron a Geólogos y crearon a Marcelo Lagos. Y Marcelo Lagos dijo “estamos viviendo un enjambre sísmico”. Y a la prensa esa wea le encantó. “Ohhhh weon, enjambre sísmico. Son como abejas que causan temblores” dijeron.

Desde entonces, cada vez que sentimos unos 3 temblores seguidos, la prensa salta con los enjambres sísmicos. Agarran el teléfono de Marcelo Lagos y lo llaman al canal, pa que les vuelva a contar como funciona eso de los sismos y si es verdad lo que dicen los brasileños de turno que están prediciendo temblores por Twitter. La raja, 1500 puntos de rating.

Ah sí. Y Marcelo Lagos no es geólogo, es geógrafo. No se cual es la diferencia. Tampoco se si llevan acento.

1696050

Dios te salve Marcelo Lagos

Tren de Olas

Los terremotos traen maremotos. Es una lección más que aprendida para nosotros. Pero las palabras maremoto y tsunami están un poco manoseadas. A la gente ya no le causan mucha impresión. La prensa necesitaba algo tan potente como el Enjambre Sísmico para describir estos fenómenos.

En un acierto periodístico, a alguien se le ocurrió “Traigamos a un experto en tsunamis para que nos explique que está pasando, de la misma forma en que los geólogos nos explicaron sobre los terremotos”. Así que trajeron a un experto en tsunamis, el cual curiosamente, también era un geólogo (o geógrafo). Y el experto dijo “estamos a punto de recibir un tren de olas”. Y a la prensa esa wea le encantó. “Ohhhh la wea destructiva” dijeron. Porque imagínate, un tren cargado de olas impacta a la costa, deja la mansaca!

9434257_f3a1_1024x2000

UN TREN DE OLAS ARRANCA CONCHETUMARE!!

Evento

Ajá! Pero los términos weones datan a muchos años atrás! No es algo que la prensa haya empezado a hacer el 2010. La historia de los eventos empezó hace varios años, en los esfuerzos de re-pavimentar las principales calles de la capital. El gobierno estaba gastando mucho dinero en la renovación de varias arterias capitalinas (arterias es otro término weón por cierto) y los noticiarios debían hablar de ello. Pero el problema es que hablar de “tapar hoyos” no sonaba muy bonito, y menos en un país cartucho y propenso al doble sentido como el nuestro. La misma conversación entre diputados y senadores era incómoda, porque “como voy a hablar de hoyos posombre”.

Mágicamente de un día a otro los hoyos ya no se llamaban hoyos, sino que se llamaban eventos. Y las municipalidades se empezaron a llenar de denuncias de eventos por parte de los vecinos que exigían mejoras en el asfalto de sus calles. Yo no se si hicieron una gran reunión para definir que se llamaran eventos, ni que otras alternativas de términos weones tenían. Probablemente la idea vino del mismo genio que un día empezó a llamarle a los lomos de toro “resaltos“.

IMG_03531

Un evento real ubicado en la comuna de La Granja

Niño Godzilla

Hace varios años que venimos hablando de los fenómenos del Niño y de la Niña. Para los que no sepan, ambos son fenómenos climáticos anuales que influencian el exceso de lluvia (en el caso del Niño) o la falta de ella (en el caso de la Niña). Pero este año algún meteorólogo cachó que el Niño que venía no era cualquier Niño, porque se venía un exceso de lluvia gigante. Y el weon dijo “loco, pongámosle Niño Godzilla“.

No se que proceso mental tuvo este tipo para relacionar un exceso de lluvia con un monstruo japonés que tira fuego, pero la cosa es que a los noticiarios lo encontraron la raja. “Es que weon, es un Niño, pero Godzilla” dijeron los editores de prensa. Y se disparó la venta de paraguas y la gente partió a comprar bototos y se volvieron todos locos. Porque Chile está super preparado para abejas que causan temblores y para trenes repletos de olas, pero no está listo para recibir a un cabro chico dinosaurio que escupe lluvia. Y menos japonés.

Iván Torres por supuesto es lejos el más afectado, porque por culpa de un pendejo culiao con complejo de dragón es incapaz de hacer bien su trabajo.

c3ff753df879a06a3bc7910764347983

Pueden ver en la carta sinóptica como el Niño Godzilla recorre el planeta destruyéndolo todo.

Autoevacuación

Cuando se trata de desastres naturales somos ciudadanos bastante preparados. Y claro, cuando vives en un país que intenta matarte con terremotos, tsunamis, incendios, aluviones y Niños Godzillas, el instinto de supervivencia es algo que funciona bastante bien. En ese sentido, los chilenos sabemos reaccionar ante emergencias, y entendemos cuando es importante evacuar algún lugar.

Y ahí la prensa dijo “loco, una persona que evacua por su propia cuenta es una persona que autoevacua”. Y nació el concepto de la autoevacuación. Que si lo piensan bien, es un indicador de que tan inteligente somos los chilenos. Si solo evacuaste en vez de autoevacuarte significa que alguna persona vino a indicarte lo obvio. “Weon, se está cayendo el techo. Deberías salir cagando de aquí“. Poniéndonos más serios, una persona quizás no puede autoevacuarse por impedimentos físicos o situaciones extremas en que necesite ayuda, pero aún así la palabra autoevacuación sigue sonando chistosa.

Avengers flick teaser 1

Gente autoevacuando de forma ordenada

Dantesco

Dante Alighieri fue un poeta italiano que escribió una de las grandes obras de la literatura universal, La Divina Comedia. En ella, describía el infierno como una serie de círculos a los que caían los pecadores en función del pecado que cometieron en vida. O al menos eso es lo que infiero de 5 minutos leyendo Wikipedia.

La cosa es que algún periodista hizo la misma investigación profesional que acabo de hacer yo, y se le ocurrió usar el término dantesco para describir cualquier wea que involucrara fuego. Esto se volvió popular con los pasados incendios forestales en el sur, o con los incendios de Valparaíso. “El panorama era dantesco” dijeron varios titulares.

Pero algunos periodistas llevaron el término más allá, para referirse a básicamente cualquier cosa que luciera catastrófica. De ahí salieron lluvias dantescas, casos de corrupción dantescos e incluso derrotas futbolísticas dantescas. O mejor aún, derrotas categóricas futbolísticas dantescas.

1930049

La selfie dantesca, la nueva moda.

Portonazo

“Chile es un país muy inseguro” titula la prensa hoy en día. Existe un debate respecto a que tan cierta es esa frase, y a si realmente aumentó la delincuencia o si en realidad no es más que un invento de los noticieros. Sea cual sea su posición frente al tema, seguramente habrá escuchado sobre “el nuevo delito que está de moda” y que amenaza la seguridad de todos los chilenos: los portonazos.

El portonazo no tiene nada que ver con golpear a alguien contra un portón (su nombre confunde). Consiste en esperar a una persona que está bajando de su vehículo para abrir el portón de su casa, y robarle el auto mientras está desprevenida. Y como es el crimen de moda, los noticiarios se encargaron de cada día mostrar un portonazo nuevo. Portonazo a la hija de este diputado, portonazo a la señora de tal empresario, portonazo al primo de tal animador de TV. Me pregunto si podríamos poner el mismo nivel de detalle a cada boleta falsa, a cada colusión de precios o a cada conflicto de interés en el parlamento. Digo yo, es una idea.

CLj3xvuWUAAXNvD-Asalta

Imágenes en vivo de otro portonazo que no nos interesaba ver

Método del Oxicorte

No se si acuerdan pero hace un año el crimen de moda no eran los portonazos, eran los robos a cajero automáticos. La prensa le dio como caja a los bancos, a la falta de cajeros disponibles y a las pocas alternativas de obtener efectivo. Los bancos por supuesto, en vez de reconocer el error, le echaron la culpa a los robos de cajeros. “Es que estos crímenes están cada vez más sofisticados posombre”. Carabineros les dio la razón.

El robo promedio de cajero automático evolucionó. Empezamos con el alunizaje (estrellarse contra el local comercial donde está el cajero con tu vehículo), seguimos con el método del vaquero (lazar el cajero y arrastrarlo como si fuera un rodeo), pasamos al método del oxicorte, y del último que supe fue del método de saturación por gas. En el método del oxicorte quiero detenerme, porque es el método que nunca entendimos realmente. El oxicorte es una técnica del mundo de la soldaduría, y tiene que ver con cortar metal. ¿Eso significa que los ladrones cortaban el cajero en 2 para sacarle el dinero? ¿O cortaban los amarres metálicos del cajero para sacarlo? Nunca me quedó claro.

Mi pregunta más de fondo es, ¿necesitábamos realmente saber cómo estaban robándose los cajeros?

Así que así queda el cajero oxicortado!

Así que así queda el cajero oxicortado!

Escenas de profunda emoción

Busquen en Google “escenas de profunda emoción”. Se van a encontrar con cientos de noticias distintas, que describen catástrofes naturales, funerales, reencuentros de familias y un sinfín de situaciones humanas diferentes. Pero por alguna razón, la prensa utiliza una sola frase para describirlas a todas. Y no es una cosa de un canal o de un diario en particular, son todos los medios, digitales, en papel, en radio y televisión. Es como un estándar, algo que les enseñaron en la escuela de periodismo.

Escenas de profunda emoción es una frase bastante vaga si se le analiza. Pueden ser cosas tristes o cosas felices. Pueden ser imágenes impactantes o conmovedoras. Pueden ser discursos emotivos o silencios incómodos. Puede referirse a básicamente cualquier wea. O sea, es una frase pajera que se puede poner en cualquier titular y probablemente estará acertada.

24horas26-06

Escenas de profunda emoción se vivieron en el paro estudiantil hoy

Tensa Calma

“Tensa calma se vive en estos momentos a las afueras de Juan Pinto Durán mientras estamos a la espera de la decisión de Jorge Sampaoli sobre si Arturo Vidal continuará en la selección o no”. Tensa calma es la frase perfecta para crear una noticia de la nada. ¿Cuál es la noticia? Sampaoli va a avisar qué pasará con Vidal. ¿Dijo algo ya? No, aún no. Pero hay que reportar algo! La gente está esperando. Ahh saquemos la carta de la tensa calma.

Cada vez que un periodista invoca a la tensa calma nos está diciendo que la wea que estamos esperando que pase aún no ocurre, y que por lo tanto no tiene sentido que sigamos viendo el reportaje. Las noticias de tensa calma suelen ir acompañadas de imágenes que aportan cero valor y que se repiten una y otra vez. Un guardia hablando por celular fuera de un recinto, un auto saliendo de un edificio, unas viejas sapas mirando desde la cuadra del frente, etc. A final de cuentas, si el pobre periodista va a estar parado 8 horas afuera del parlamento esperando una decisión importante, que haga algo en ese rato y que aparezca ante las cámaras reportando que el diputado Juanito salió al baño. Eso sí le interesa a la gente.

Gracias a las noticias de tensa calma, todos sabemos como luce esta wea por fuera. Pero nadie sabe donde queda.

Gracias a las noticias de tensa calma, todos sabemos como luce esta wea por fuera. Pero nadie sabe donde queda.

Bonito, ¿no? Les cagué las noticias a todos jaja. Espero no vuelvan a ver los noticiarios de la misma forma. Y espero que mis amigos periodistas no se enojen por este dantesco artículo. Estoy seguro de que seguirán innovando y consiguiendo términos weones.

Ajá! Pero aún nos queda un bonus track!

Bonus Track: Los Divertidos Memes

Desde que los canales de televisión descubrieron la existencia del internet, han estado siempre atentos a como aprovechar esa masiva plataforma que les parece tan lejana y desconocida. Fue ahí cuando los diarios online descubieron una wea llamada memes: divertidos chistes gráficos que hacen burla de alguna noticia de contingencia. La prensa lo encontró la cosa más macanuda del mundo, y de inmediato empezaron a pensar cómo sacarle partido a los memes.

Así nacieron las galerías de “Los Divertidos Memes”. Cada vez que ocurre alguna noticia, y Twitter y Facebook se llenan de memes incoherentes, los diarios online recopilan los mejores y publican una noticia del estilo “Los Divertidos Memes que dejó la derrota de Colo Colo”. El problema es que la prensa en general no entiende los memes, y cuando revisas estas galerías te sueles encontrar con puros chistes fomes y pixeleados (si Revista El Gráfico, te estoy hablando a ti). Y es que los memes son una wea muy difícil de entender, y representan la esencia misma del troll de internet. No es algo que un editor de un diario pudiese comprender a la primera, y por eso es que amigos míos, nunca, pero nunca se metan a las galerías de Los Divertidos Memes.

TUS MEMES SON FOMES EL GRAFICO!!

TUS MEMES SON FOMES EL GRAFICO!!

No olvides suscribirte y compartir el blog! Síguenos en Facebook y en Twitter (@olateshow) para estar al tanto de todos los posts nuevos que vayan saliendo!