Se acerca el Festival de Viña y a nadie puede importarle menos. El Festival ya no es ese evento en el que la familia se reunía a ver al cantante de moda, a pedir la gaviota y a juntar morbo por el show del próximo humorista. En vez de eso el Festival ahora se ha convertido en el cementerio de los artistas anglo que la llevaban en los 80, en el escenario donde cualquier reggaetonero triunfa y en la tierra de las rancheras.

El Festival en alguna época fue el show más esperado de la televisión chilena. Tuvo grandes momentos y grandes actuaciones de artistas nacionales e internacionales. Bueno, nada de eso nos interesa hoy. Hoy hablaremos de lo freak, de lo chistoso, de esos momentos que ocurrieron en el Festival y que no los vio y dijo “esto solo puede ocurrir en Chile”.

Nota al margen, vamos a dejar el Bolocazo fuera porque eso ya lo cubrimo en el post de los 10 Episodios de la Farándula que marcaron nuestras vidas. Para todo lo demás, corre video!

Festival de Viña del Maaaaaar!

Festival de Viña del Maaaaaar!

El Show del Hombre Láser

Cuando Canal 13 se hizo cargo del Festival se empecinó en agregar todo tipo de espectáculos que no eran de música ni humor. Por unos años, el Festival se llenó de shows circences, como el del alemán que hacía acrobacias en una rueda o el circo chino en que los acróbatas saltaban sobre unos palitos. Pero lejos el más recordado fue el show para nada impresionante del Hombre Láser.

El francés Theo Dari nos trajo un espectáculo de lasers, donde él se paraba sobre un podio y hacía como que manipulaba lasers que salían del suelo y de sus manos. Nada que un animador de matrimonios que se pone de esos trajes neon no pueda hacer. El show no se veía bien por la tele, y en la Quinta Vergara brilló poco, por lo que pasó sin pena ni gloria.

Así NO se veía el show por la tele

Así NO se veía el show por la tele

Javier Estrada y la camisa

La competencia internacional nos ha dejado todo tipo de personajes. Como el libanés medio gay que se parecía a Yerko Puchento. O el español que se rompía su camisa cada vez que cantaba “Niña, me fascina tu mirar, me fascina”. Javier Estrada representó a su país con su extraña performance y parecía que quedaría como un personaje freak más que pasó por la Quinta, hasta que lo trajeron a la Granja VIP, el primer reality VIP de Canal 13. No solo participó en él sino que hasta lo ganó.

El show de Javier Estrada sentó un antes y un después en las performances del Festival. A tal punto que incluso hoy parte de la evaluación que reciben los artistas tiene que ver con sus vestimentas y con la puesta en escena que acompaña la canción. Pero eso casi nadie lo sabe, porque ya nadie ve el Festival.

¿Y qué fue de Javier Estrada? Un día prendí la tele y me lo encontré en un programa tipo “Hágalo usted mismo” en un canal español del cable. Denigrado casi al nivel de Teleduc.

¿Cuánto gastará en camisas este gallo?

¿Cuánto gastará en camisas este gallo?

Ilari Ilarie

En el año 2000, cuando ya nadie escuchaba a Xuxa, a Canal 13 se le ocurrió traer a Xuxa. Muchas dudas generaba el show porque si bien Xuxa fue una cantante reconocida en los años 80 y 90 en nuestro país, ya en el nuevo milenio sólo quedaba el recuerdo de ella y sus paquitas.

En pleno espectáculo, Xuxa comenzó a cantar su temón “Ilarié”, cuando se dio cuenta que durante el coro el monstruo de la galería le contestaba una palabra que no entendía. “Ilari Ilari Ilarié” – “CHUPALO!!” le contestaba la tribuna, y ella seguía sin entender que era eso. Tuvo que acercarse a alguien del público para que le explicara, y cuando entendió el significado estalló en llanto en pleno show. La escena da una mezcla de pena, verguenza ajena y risa, porque en el fondo el público igual pasó la raya del trolleo. No por nada le dicen El Monstruo. Igual Xuxa se llevó gaviota de plata, probablemente por piedad del público.

La gaviota de Enrique Iglesias

El año 2000 fue el Festival de las weas raras parece. En la quinta noche del Festival, Enrique Iglesias hizo su presentación. Se ganó la gaviota como todos los que pisan el escenario (en serio, hasta el caballero que limpia el piso después del show se lleva gaviota). La cosa es que cuando el cantante recibió el premio, tomó una … mmm … mala decisión.

Al recibir el premio, Enrique Iglesias agradece al público por su cariño y luego … les LANZA la gaviota! Imagínense, un objeto de plata y acero lanzado con fuerza desde altura hacia un mar de gente. He visto encapuchados lanzando cosas menos contundentes. Vodanovic se paralizó, el público empezó a abuchear y una mina recibió el impacto, y su cara empezó a sangrar. ¿Lo más freak? La mina corrió donde Enrique Iglesias, le devolvió su gaviota, lo abrazó y le dijo que lo amaba…sangrando.

Arjona y el Terremoto

Arjona es yeta. No cabe duda. No es una cosa que hayan inventado los anti-fans de Arjona, ni una campaña liderada por los rockeros anti baladas, no. Arjona es yeta. Y la confirmación la tuvimos el año 2010. 27 de Febrero, número de cierre de esa noche en el Festival de Viña. Arjona pisa la Quinta por enésima vez solo para traernos catástrofe. Canta sus canciones de siempre donde siempre se agarra a la mina, y si no se la agarra es porque es puta. Las señoras enloquecen.

Ese Festival todos los artistas habían cerrado sus shows pasadas las 3 AM. Pero Arjona no lo hizo. ¿Fue coincidencia? ¿Sabía él lo que pasaría? Sea cual sea el caso, Arjona despachó a todos pa la casa temprano y lo siguiente todos lo sabemos. Quedó la cagá, hubo un terremoto grado 1.500 en la escala de Mercalli (que nadie entiende) y se desató el caos. Digan lo que quieran, pero lo de Arjona me parece por lo bajo sospechoso.

¿Arjona va a cantar? JUNTEN AGUA CTM!!

¿Arjona va a cantar? JUNTEN AGUA CTM!!

El Berrinche de Morrissey

Morrissey es un caballero mañoso. En varias ocasiones ha hecho berrinches en distintos escenarios del mundo y en Chile no sería la excepción. Porque Morrissey, como todos los artistas gringos o europeos que vienen a Viña, no entienden el Festival. No entienden esa cosa folklórica de que hay hartos cantantes, y que hay unas competencias y no cachan ni quien es ese gallo que los presenta ni qué es esa estatuita con forma de gaviota que les regalan. Artistas como Morrissey no entienden ni les interesa toda esa parafernalia de pueblo chico.

La cosa es que el 2012, Morrissey tenía que cantar a cierta hora. Pero como el Festival siempre se atrasa, ya era la hora y todavía na ni na. De hecho, aún debía presentarse la competencia folklórica. A Morrissey le dio la wea y dijo “o salgo a cantar ahora o me voy pa la casa!”. La organización entró en pánico. Si pasaba eso quedaría la mansaca. Así que para darle en el gusto al cantante, suspendieron la competencia y pasaron directo al show del viejito. El caballero cantó la hora que tenía programada, y se fue a acostar temprano. No se quedó a recibir gaviotas ni antorchas porque eso es de rotos.

"Fea la bandera culiá" dijo el cantante. Pero en inglés.

“Fea la bandera culiá” dijo el cantante. Pero en inglés.

David Hasselhoff en Viña

El 2001 a un genio creativo se le ocurrió traer a David Hasselhoff al festival. Sí, al actor de Guardianes de la Bahía. David estaba iniciando una carrera como cantante que todo el mundo sabía que estaba destinada al fracaso, porque siempre que un no cantante se dedica al canto le va pésimo. Sino pregúntenle a Barticcioto, a Caszely o a la Angélica de los realities.

David Hasselhoff se subió al escenario de la Quinta, cantó 10 minutos, y se bajó. Nadie lo pescó porque en Chile nadie sabía que él cantaba. De hecho, creo que cantó “Hooked on a Feeling” 2 veces. Pasó sin pena ni gloria, pero hasta el día de hoy nosotros nos preguntamos porque diablos vino él a cantar, y él se pregunta donde diablos quedará ese país con ese festival tan pintoresco en el que una vez cantó.

Y acá les dejo su hit, cuyo videoclip probablemente es el mejor videoclip de la historia de la música.

Farkas, el hombre multiorquesta

Farkas nos demostró que sí se puede comprar todo con dinero el año 2009. El millonario de pelo excéntrico se subió a la Quinta Vergara y nos demostró que tiene muchas cualidades, pero que ser músico no es una de ellas. Con una performance que también duró unos 15 minutos, nos deleitó con su show multiorquesta, dejándonos una de las presentaciones más bizarras del Festival.

Farkas subió al escenario con vestimenta brillante (probablemente hecha de diamantes o mithril), y tocó una serie de instrumentos en una sinfonía que solo él entendió. No se llevó gaviota, no se llevó antorcha, no se llevó el aplauso del público, pero sí se llevó 15 minutos de nuestras vidas que nunca volveremos a recuperar.

Farkas es en fuego!!

Farkas es en fuego!!

Gracias Gracias no se molesten

El humor nos ha dejado grandes momentos. El Monstruo ha dejado múltiples caídos en la noble tarea de hacer reir, y hoy hacemos homenaje a todos y a cada uno de ellos. Tan grande es el impacto que en la misma Wikipedia hay una lista de todos los “devorados por el monstruo” (link).

Pero de todos los devorados, del que tenemos la memoria más fresca es Ricardo Meruane. Sus chistes iban tan mal que cuando la gente lo empezó a pifear nos dejó esa hermosa frase de “Gracias Gracias no se molesten“, seguida por un “si me dejan su teléfono les cuento el resto del chiste mañana”. La cosa se hizo tan popular que Ricardo Meruane protagonizó una suerte de docu reality en Via X, titulado “Gracias gracias no se molesten”, el cual contaba la historia del humorista que recorría Chile buscando redimirse. Un gran acierto si me preguntan a mí.

Meruane sos un grande!!

Meruane sos un grande!!

¿Faltó algún momento épico del Festival? Si, sólo nos dio cabeza para 9 y no 10 como es de costumbre, así que inventaremos la horrible excusa de que la que falta la deben decir ustedes, el público. Quien sugiera el mejor momento que falta se llevará 27 antorchas de plata, 32 antorchas de oro, 45 gaviotas de plata y 600 gaviotas de oro. Imaginarias por supuesto.

No olvides suscribirte y compartir el blog! Síguenos en Facebook y en Twitter (@olateshow) para estar al tanto de todos los posts nuevos que vayan saliendo!