Qué pasa gente, ¿cómo están?

Una vez más el dinosaurio acá reportándose, para contarles a todos mis aventuras y desventuras you you, y les canto este rap así en la buena onda, porque soy el dinosaurio you you.

Bueno, ese fue un rap que intenté componer pero no me salió bien porque no se rapear. La cosa es que viajé a Nueva York que es la ciudad del rap y quería ambientar un poco la crítica. Y en verdad tampoco es la ciudad del rap así que nada de esto tiene sentido.

Para los que nunca han prendido la tele en sus vidas, Nueva York es una ciudad super famosa que la utilizan en un montón de películas. Siempre la atacan monstruos gigantes, la salvan superhéroes, hay atentados terroristas y hasta se llena de duendecitos azules que comen pitufresas. Pero cuando yo fui tenían todo limpiecito y sin ningún rasguño, como si nunca hubiesen peleado Los Vengadores en pleno centro rompiéndolo todo. Aplausos a la intendencia de Nueva York por reconstruir todo tan rápido.

Nueva York, aquí vamos! Roar!!!

Nueva York, aquí vamos! Roar!!!

Alojamientos

Nueva York es de esas ciudades en las que uno está todo el día en la calle y deja las patitas caminando. Nunca van a estar en sus alojamientos así que da lo mismo en donde se queden, siempre que quede bien ubicado. No se gasten toda la plata de sus vidas como el Pobre Angelito que se quedaba en el hotel más cuico de la ciudad con la Masterplop del papá.

Lo primero que deben saber es que Nueva York son varias islas que a nadie le importan y una isla principal que se llama Manhattan. En Manhattan están todas las cosas bacanosas y en las otras no hay nada. O sea, demás que hay cosas pero yo no fui pa allá. Así que quédense en Manhattan que no se parece en nada a Sanhattan porque en Sanhattan venden completos italianos y allá sólo les echan ketchup. Mal ahí Nueva York.

La primera vez que fui, me quedé en un hostal juvenil con puros jóvenes buena onda. Se llamaba Hi Hostel y era bien choro porque tenía como sectores comunes y actividades baratas para los residentes. Hicimos un tour con el gran Jimmy que era un viejito que se sabía la ciudad de memoria y te llevaba a todas las picadas. La segunda vez que fui, nos quedamos en unos departamentos cerca del barrio chino que eran re piolas, así que también bacán.

¿Y que te metí tu toro?

¿Y que te metí tu toro? ¿Querí quedar leyenda?

Atracciones

Acá me voy a alargar porque les cuento altiro que en Nueva York hay más cosas que ver que en cualquier otra ciudad del mundo mundial.

Primero vamos a hablar de lo más conocido en toda gringolandia. Si, la torre Entel. Naaah mentira, como me creen eso. Estoy hablando de la Estatua de la Libertad. La estatua en verdad no queda en Manhattan mismo. Queda como en medio de la nada flotando a la mitad del agua. Siempre me han dicho que ir directo pa allá no vale la pena mucho, porque la estatua es chica y no hay mucho que hacer ahí aparte de explorarla por dentro. El mirador ese que te muestran en las películas que está en la cabeza de la estatua parece que ya no funciona, así que según yo no vale la pena hasta allá. La mejor forma de ver la estatua es tomar unos ferrys gratis que van desde Wall Street hasta Coney Island. Sí, gratis. Desde el ferry, uno ve la estatua de lejitos pero igual bien. ¿Y saben qué? Es bien chica la custión, y eso que lo dice un dinosaurio de plástico que mide 3 centímetros.

Harto chica la estatua esta

Lo segundo que tienen que ver si o si es el Times Square. Está lleeeeeeeno de pantallas. Pa que cachen de que hablo, si Times Square tiene pantallas LED, la que está en el Paseo Ahumada está hecha como de mimbre. Así de cuática es la diferencia. Hay luces por todos lados, comerciales lavacerebros y el McDonalds más grande del planeta. Queda en el centro centro de Manhattan, así como en la Plaza Italia de Nueva York.

Igualito al Paseo Ahumada!

Igualito al Paseo Ahumada!

Lo tercero que deben ver es el Empire State. Ese que solía ser el edificio más alto del planeta hasta que un chistoso construyó una torre agilá allá en las Arabias. Y es una lata porque el pobre King Kong tiene que pegarse el manso pique pa allá, y allá hay guerra y balas. La cosa es que uno puede subirse al Empire State y se los recomiendo totalmente, porque desde la cima se ve todo lo que ha construido el hombre y más. Yo vi la muralla china, el Big Ben y la casa de mi tía Emilia que vive en La Pintana. En serio!

Acá imitando al King Kong

Acá imitando al King Kong

Lo cuarto que tiene que visitar es el Central Park, que es un parque que queda en el centro y es el parque más grande de la galaxia. Es más grande que el Parque Ohiggins pa que se hagan una idea. Es tan grande que el Spiderman no puede pasar por ahí porque no tiene donde enganchar las telarañas, aunque en los monitos igual pasa volando por encima y no se como lo hace.

Leyendo una placa que me topé en el Central Park

Leyendo una placa que me topé en el Central Park

Hay muchas otras cosas que ir a ver pero no les voy a dar la lata porque después van a decir “ahhh pa que voy a ir pa allá si el Dino ya me dijo todo lo que hay”. Igual se las enumero acá pa que no se les olviden. Si o si tienen que ir también al barrio chino, que es como estar en china, pero sin estar en china. Al memorial del 11 de septiembre que es bien bonito pero tienen que reservar por internet antes de ir sino no se puede entrar. Al museo de cera donde están todos los famosos momificados pero que la entrada cuesta más cara que ir al Lollapalooza. Al Madison Square Garden que es el estadio donde juega a la pelota el Colo cuando le tocan amistosos fuera de Chile. Y al puente de Brooklyn que es el puente que destruyen en películas como Cloverfield, Los 4 Fantásticos, Godzilla, Soy Leyenda y El Chacotero Sentimental. Ahh y pasen a Wall Street a sacarle una foto a DiCaprio también.

Que rápido reconstruyen esto ah? Un aplauso al intendente

Que rápido reconstruyen esto ah? Un aplauso al intendente

Comida

En Estados Unidos se come pura basura. Y Nueva York no es la excepción. Yo allá comí hamburguesas, completos, camarones fritos, pizzas, y básicamente todas las cosas que venden en cualquier patio de comidas. Atentos sí, porque las boletas traen una cosa que se llama “tax”, que no es la propina. Es un impuesto adicional que uno tiene que pagar para que puedan volver a reconstruir la ciudad la próxima vez que ataquen los extraterrestres. Si la cosa no es gratis.

Tienen si o si que pasar a un restaurant Diner a tomar desayuno. Los diner son esas típicas cafeterías que uno ve en las películas con una señora que anda con delantal y una jarra, y te sirven huevos y tocino con jarabe de caramelo. Los desayunos gringos son grotescos, e incluso yo como dinosaurio que como carroña me asquié un poquito. Porque hasta el café lo cocinan en grasa, el jugo de naranja viene frito y las servilletas son rellenas de queso. Es rico eso si, pero después uno queda en coma alimenticio.

DSC00819

Un regalo pa los fanáticos de Seinfeld

Transporte

Nueva York es la ciudad del taco. Ni se les vaya a ocurrir arrendar un auto o subirse a una micro porque no van a llegar a ninguna parte nunca. Allá la mejor forma de moverse es con el metro. Pero ojo, porque no es ná como el metro de Santiago que tiene 5 líneas y con colorcitos y todo demarcado pa donde uno tiene que ir. El metro de Nueva York es para gente ruda, porque es más enredado que cachipún de pulpos (chiste). Tiene como 47 líneas y media, las cuales se cruzan entre sí en todas las formas posibles. Además en cada línea hay como rutas diferentes, así como las líneas expresas acá. Entonces los metros no siempre paran en todos lados. Y esas cosas varían según la hora, el día, el mes, el precio del dólar, el valor de la UF y el precio de la mayonesa. Lo mejor para no perderse es que se bajen alguna aplicación pal celular que los ayude a orientarse. Hay varias que uno le pone de donde para donde y solitas te dicen todo lo que hay que hacer. Yo la tengo instalada hace rato en mi DinoPhone.

Otra alternativa son los taxis. Pero les aviso altiro que son super caros. No sólo tienen que pagarle al taxista el viaje, además tienen que darle propina. 20%. Así que mejor ni lo piensen, a menos que quieran la típica foto en el taxi amarillo.

Por último lo mejor en esta ciudad es caminar. Manhattan no es tan grande y todas las cosas quedan relativamente cerca unas de otras. Estiren las patitas y salgan a recorrer que hay harto que ver. Además van a necesitar bajar toda esa chatarra que han comido.

Encontré a mi Papá! Era americano! Como el Yogurt!

Bueno, eso es todo lo que me acuerdo de esa ciudad. Me pasaron otras cosas chistosas, como cuando salí a recorrer los bares y me encontré con un oso Teddy gigante bailando en una disco. O como cuando me topé con una convención con millones de Viejos pascueros y salvé la Navidad. Pero todas esas cosas se las cuento otro día para mantenerlos en suspenso.

Hastá acá lo dejamos por hoy. Un abrazo de dinosaurio para todos, nos vemos en mi próxima aventura.

Roar!!!

Recuerden que si quieren seguir mis aventuras pueden hacerse mis amigos en el Facebook del Dino. También sigan el blog del Olate Show en sus páginas de Facebook y Twitter, porque son buenos cabros, me prestan este espacio y ni me cobran.